Cambie su cultura de la noche a la mañana y otros mitos.

06/23/2017

No existe un cambio cultural que pueda efectuarse solo, ni ninguno que pueda darse de un día para otro, y aunque circula mucha información sobre cómo cambiar la organización y cómo impactar realmente a las personas al interior de ésta, algo que no podemos pasar por alto es el proceso que requiere una verdadera intervención cultural.

Por ejemplo, en 1993 se realizó un estudio llamado El estudio Globe para Academia. Revista Latinoamericana de Administración cuyo tema de estudio era ¨Cultura y liderazgo organizacional en 10 países de América Latina.” allí a través de más de 1600 entrevistas se encontraron cuáles eran los puntos que debían tenerse en cuenta para trabajar el tema del liderazgo organizacional… es necesario también anotar que durante el estudio se hace referencia a un estudio previo realizado 20 años antes, es decir en los años 70 y pese a que el estudio dio pautas para trabajar la cultura aún hoy vemos que hay temas para seguir trabajando.

Uno de los puntos que resaltaba era nuestra caracterización como latinos, en la que se demarcaban situaciones como:

 

  • Viven en incertidumbre y poco control aunque desearían que no fuera así.
  • Elitistas aunque desean cambiar este comportamiento.
  • Unidos, son solidarios y sociables y desean que siga así.
  • Individualistas, desean el éxito personal, aunque lo prefieren si pueden tenerlo sin perjudicar al colectivo.
  • Preferirían ser orientados al logro que al desempeño.
  • Reconocen su historia machista, pero aspiran a la equidad de género.
  • Reconocen su inmediatismo, pero desean ser más futuristas en su planeación.
  • Desearían ser más humanos.
  • Desean conservar su relacionamiento informal, trato suave

 

Si vemos los hallazgos podemos fácilmente relacionarlos con la realidad de nuestra industria y nuestros países incluso hoy en día, y al analizar más detalladamente su conclusión principal sobre la caracterización de los líderes, algo que nos queda claro es que aunque conocemos nuestro panorama, las intervenciones de cultura en muchas ocasiones no han pasado más allá del diagnóstico.

En el estudio se dice que el líder debe: ser inspirador para los demás, tener integridad, ser visionario sobre el camino a seguir, estar orientado al desempeño excelente, actuar como un buen integrador de equipos, ser decisivo y administrativamente competente, diplomático y colaborador en equipo. Declaración que aún hoy es vigente, pero no por estar realizada se da por concluida…

Es por eso que siempre hacemos énfasis sobre el papel primordial de una intervención cultural diferente, una que Revolucione la compañía, que no hay fórmulas mágicas ni caminos cortos, y en la que cada intervención requiere de un trabajo concienzudo en el que se reconozcan las dimensiones reales de cambio y el de un equipo comprometido con transformarse para vivir una Cooltura, que entienda y valore el esfuerzo que va a requerirse para obtenerla.

Así que si en su organización existe un diagnóstico pero no un plan de trabajo, si existen valores pero no rituales, y el propósito superior y la meta estratégica no se hablan ni se conocen… aún no tiene y muy probablemente nunca llegará a tener su cultura deseada.