Cultura: un proceso de reaprendizaje

04/27/2018

Cuando hablamos de Cultura, hablamos de la forma como nos comportamos, como hacemos las cosas. Y cuando una organización decide de forma intencionada trabajar cultura, es porque tiene claro que debe adoptar nuevos comportamientos, y dejar a un lado los que en su momento  funcionaron pero que para los nuevos retos no debe seguir contando con ellos.

Cultura es un proceso de reaprendizaje, desde el ser y el hacer,  es el que le permite a las organizaciones avanzar y lograr sus objetivos; este proceso es fundamental para generar nuevas formas de relacionarnos, de comunicarnos, de hacer feedback, de reconocer y de entender que cada persona tiene unas fortalezas que deben ser potencializadas para crear equipos de alto desempeño.

Este reaprendizaje de la cultura es importante utilizarlo en momentos de crisis, donde los aprendizajes han sido tan fuertes y se han quedado en cada colaborador que finalmente estos momentos son más tranquilos y menos “estresantes” para la empresa.

Es por lo anterior que, cuando nos sumergimos en un proceso de cultura, somos conscientes que debemos incorporar nuevas formas de hacer las cosas, de cambiar, de repensarnos, un proceso que requiere tiempo y esfuerzo, y su resultado lleva a tener personas comprometidas, altos niveles de productividad y baja rotación.