El poder de la cultura: mejorar la rentabilidad

03/13/2019

Nos encontramos con una pregunta frecuente ¿cómo volver rentable todo lo que se invierte en cultura?

“Me di cuenta, en mi tiempo en IBM, que la cultura no es solo un aspecto del juego, es el juego. Al final, una organización no es más que la capacidad colectiva de su gente para crear valor “. – Louis Gerstner, chief executive officer of IBM. 

En esta búsqueda continua por mejorar la propuesta de valor e incrementar las ganancias y sus márgenes hoy podemos decir con certeza que no hay otra forma en la que la compañía logre sus metas y resultados si no es a través de la gestión de la cultura.

La cultura corporativa es ampliamente reconocida como un contribuyente indispensable al crecimiento rentable.

Si la comparamos con un ecosistema: Es la forma en la que el conjunto de personas y elementos (percepciones, lenguaje, herramientas, procesos, etc.) se relacionan para mantenerlo vivo.

“Si bien la definición puede parecer muy cualitativa, el vínculo cuantitativo entre la cultura corporativa positiva y los resultados empresariales está bien establecido”, por ejemplo, como se muestra en el libro Corporate Culture and Performance, de John P. Kotter y James l Heskett., durante un período de once años, los autores realizaron un seguimiento de las métricas de rendimiento de 32 firmas” (12 con culturas corporativas sólidas y 20 sin ellas) y encontraron:

 

Average Performance of Firms with Strong Cultures

Average Performance of Firms without Strong Cultures

Revenue Growth

682%

166%

Employment Growth

282%

36%

Stock Price Growth

901%

74%

Net Income Growth

756%

1%

David Grossman, un consultor de liderazgo con sede en Chicago, afirma que una buena razón para luchar por una mejor cultura empresarial es que pueda proporcionar una ventaja competitiva única.

“La transformación cultural hoy está en el corazón de quien quiera ganar, porque es muy difícil para los competidores copiarla”.

Por último y no menos importante, la empresa y los líderes que quieran explotar la cultura como catapulta para obtener mejores resultados deben tener muy claro que si no entienden lo que creen sus empleados, cómo esas creencias afectan sus operaciones y cómo todo el ecosistema crea valor para los clientes, simplemente no pueden aprovechar esta poderosa arma competitiva. Para eso hay herramientas muy efectivas desde la antropología y la comprensión de comportamientos para tener una conversación constante con los equipos y poder ir direccionando con argumentos la estrategia de Cultura.

**Textos tomados y modificados de Infosurv