Es cultural…

10/06/2017

El éxito es cultural, la productividad y la disciplina… también lo son, y por fortuna existen las intervenciones culturales para ayudarnos a alcanzarlas.

Si sigues nuestro blog  recordarás que ya hemos hablado sobre la importancia para que los procesos se basen realmente en observaciones sociales porque más allá de evidenciar un comportamiento, necesitamos entender qué lo causa y así poder condicionarlo, modificarlo y transformarlo en el comportamiento requerido.

Es necesario no solo realizar un diagnóstico, sino un plan de apropiación en el que cada colaborador entienda a qué necesidades responden las acciones realizadas y cómo eso los ayuda y nos ayuda como organización a obtener mejores resultados, porque si no se interioriza, nunca habrá un verdadero cambio cultural.

Una vez encontrado los comportamientos a modificar, es necesario que estos cambios sean planteados de una manera interesante, que tengan una guía, un hilo conductor que permita a las personas identificar como las habilidades que van ganando les sirven para solucionar los nuevos retos y cómo estas actividades obedecen a una planeación certera. De lo contrario serán percibidas como acciones aisladas y tus colaboradores no tendrán claro cómo y cuándo usar las habilidades que han aprendido.

Uniendo estos tres ejes: CULTURA VIBRANTE + ESTRATEGIA ARTICULADORA + CREATIVIDAD CON STORYTELLING es como le apostamos a obtener esos resultados para las organizaciones, permitiéndoles realizar su estrategia de negocio, con un proceso único.

Porque lo bueno del éxito, la productividad y la disciplina es que sean elementos culturales, que si nos comprometemos realmente con trabajarlos y apropiarnos de los comportamientos y rituales que se requieren para dominarlos, nosotros también lo seremos.