La Cooltura de la libertad

07/28/2017

Empecemos con una pregunta incómoda… ¿cuánta libertad te está costando tu sueldo? les suena… casi podemos apostar que alguien les ha planteado que hay un mundo más allá de 8 a 6, que el trabajo está sobrevalorado y que por estar en una oficina se lo están perdiendo.

La instagratificación de la que hablábamos está relacionada con esta nueva problemática que aqueja sobretodo a los millenials, sí a nosotros, sobretodo a esos que están más cerca del 2000, pero antes de avanzar seamos claros, NO está mal perseguir los anhelos o los sueños, pero hay que tener presente que detrás de cada sueño logrado hay mucho, mucho esfuerzo y a ese éxito que recompensa la dedicación lo llamaremos: La #Cooltura de la libertad.

Para el éxito no hay caminos seguros, lo que sí es seguro es que todos son largos y requieren de esfuerzo y determinación, esto es transversal y sin importar la carrera, el triunfo está ligado al trabajo, a los procesos a la disciplina, a sacrificios, no basta querer ser el mejor futbolista del mundo para serlo, no es suficiente el deseo para llegar a la meta, hace falta empeño.

Está bien desafiar el Status Quo, explorar nuevas opciones, lo que no podemos es atacar el trabajo y el conocimiento, porque al banalizarlos, estamos creando una nueva generación en la que básicamente el esfuerzo está mal visto, en la que todo lo que implique un reto, o un reproceso está condenado y visto como un error.

Esto está generando un daño colateral sobre nuestras economías, sobre la DISCIPLINA, siendo enfáticos en esta palabra, y sí, sabemos que puede triunfarse sin un diploma pero nunca sin método, porque toda habilidad requiere trabajo, dedicación y compromiso.

Se vale resignificarse, reinventarse y redescubrirse, NADIE ES RIO PA NO DEVOLVERSE, pero tenemos que movernos para llegar donde queremos, para construir no solo nuestro estilo de vida, ni la galería de Instagram con más likes, porque después de todo, tarde que temprano la disciplina, la cultura o mejor dicho la #Cooltura vence la inteligencia y el talento.

Por eso debemos potenciar desde nuestra #Cooltura organizacional, momentos en los que podamos conectarnos entre nosotros, establecer los comportamientos que permitirán que se integren y adapten para sumarse y alinearse con la visión estratégica de nuestra empresa, porque una realidad es que su población en nuestras empresas continuará creciendo y debemos prepararnos para su llegada. Porque en nuestras empresas cada vez convivimos con más jóvenes que se sienten frustrados por simplemente estar trabajando y que piensan que están perdiéndose la vida por hacerlo, como si la vida fueran unas vacaciones eternas.

Y aunque ellos quizá ya ni entienden de sabiduría popular, deberás prepararte para enseñarles que Roma no se construyó en un día, que el que quiere celeste que le cueste, que de gota en gota se llena el vaso y sobre todo que se pueden cumplir los sueños cuando los trabajamos como objetivos, no cuando nos acostamos a soñar.