Los Millenials: Una generación comprometida que nos está mostrando una nueva forma de hacer las cosas

04/24/2019

Los Millenials: Una generación comprometida que nos está mostrando una nueva forma de hacer las cosas. De salirnos de la caja. De evolucionar.

Hoy quiero hablar de un tema, que me llama mucho la atención, sobretodo por la forma como algunas empresas colombianas, sus directivos, tienen una forma errónea, diría yo, de entender y abordar esta “nueva” generación: Los Millenials. Y es que, más que vivir pensando en las dificultades para encajar esa fuerza laboral en sus organizaciones, teniendo en cuenta que hablamos de la generación mejor formada y con más talento de la historia, nos debería obsesionar la forma cómo hacer las cosas diferentes, estas personas nos están retando, son la puerta de la innovación, de mostrarnos que se puede vivir mejor.

Y como dice Iñaki Ortega, director de Programas en Deusto Business School y autor de ‘Millennials, inventa tu empleo’: “Los jóvenes de hoy no son frívolos y perezosos, sino los inventores de la economía colaborativa, los protagonistas de las revoluciones que demandan democracia en medio mundo, los actores de la nueva innovación abierta en las empresas, los emprendedores que hacen que nuestra vida sea mejor y, por supuesto, los llamados a sacarnos de la crisis”.

Oxford Economics elaboró un amplio estudio (‘Workforce 2020’), encuestando a 5.400 empleados y directivos de 27 países, en el que, entre otras conclusiones, exponía que la actitud de los millennials hacia el trabajo no difería en lo esencial del que mostraban trabajadores de otras generaciones:

  • El 41% de los millennials y el 38% por ciento de los que no lo son señalaban que un mejor salario, tanto económico como emocional, aumentaría su lealtad y compromiso con la compañía.
  • No existía una mayor predisposición entre empleados jóvenes y maduros a dejar la empresa en los siguientes seis meses.
  • La generación del milenio y las otras también coincidían en que sus prioridades eran alcanzar sus objetivos profesionales, unas buenas retribuciones y seguir formándose para crecer. Además, se percibía que daban una importancia similar a los valores corporativos y a alcanzar un equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Y es que, no se trata de que quieran cosas distintas, sino que plantean caminos diferentes para conseguirlas ¿por qué las cosas tienen que ser de esta forma si podrían ser mejores de otra manera?

En un estudio elaborado por McKinsey&Company, se profundizó en ¿Qué esperan los millennials de su paso por una organización?

 

  • El Big Data enfocado a los recursos humanos.
  • Comunicación ante todo.
  • Mentores antes que rivales. 
  • Crecer, no solo ganar.
  • Flexibilidad para conciliar. 
  • Convertir a los jefes en líderes al servicio del talento

 

Y comparto esta frase de, Juan Luis Polo, Abordamos el cambio generacional abanderado por los millennials como una molestia inevitable. Y tratamos de resolverla convenciéndo a “esta gente joven” de que se compren un piso y se casen, a ver si así pican el anzuelo tradicional: la nómina.

No es una generación, no son los nacidos a partir de 1980, es una nueva forma de relacionarnos, de pensar, de retar el status quo, de trascender la idea de ir a trabajar por un salario, de entender que la vida evoluciona y lo más relevante de los millenials, trabajar en empresas con un propósito superior, por darle sentido a lo que hacemos.

¿Líderes, directivos, empresas, estamos evolucionando la forma de hacer las cosas o estamos poniendo barreras al futuro?