Más allá del feedback: motivación, compromiso e interés

08/26/2018

¿Eres consciente que una gran idea de negocio, un nuevo producto o servicio o una mejora al proceso puede estar en la cabeza de alguno de tus colaboradores? ¿eres consciente de las capacidades de tu equipo de trabajo?.

Según un estudio publicado por  Harvard Bussines Review “alrededor del 56% de los empleados de una compañía aseguran que los líderes de sus empresas no aprecian el valor de sus ideas y un 47% afirman que hay falta de entendimiento o no hay espacio para las conversaciones abiertas”.

Por otro lado, un 52% de empleados afirman que se sienten desmotivados por no recibir una retroalimentación adecuada de su rol o un reconocimiento por el trabajo realizado.

Todas estas cifras se resumen en uno de los grandes problemas no solo de las compañías sino también de la sociedad: la comunicación. No sabemos comunicarnos y no sabemos escuchar al otro.

Fácilmente, a los líderes se les olvida que trabajan con seres humanos los cuales quieren ser escuchados y que muchas veces las soluciones a los problemas está en hablar, en tener espacio para estas conversaciones, o crear herramientas para promover el feedback o la retroalimentación.

El 77% de los trabajadores afirma que se implicarían más en su trabajo si sintieran que se reconocen sus logros.

Cuando te tomas el tiempo de escuchar a tu equipo de trabajo, a valorar su rol y a reconocer sus logros, estás promoviendo un espacio de aprendizaje y sin ser consciente, estás estimulando el desarrollo de habilidades que se necesitan para trabajar en equipo.

Un colaborador motivado puede llegar a ser siete veces más productivo que uno que no lo esté y esta motivación se puede generar con un buen feedback ya sea negativo o positivo: el feedback negativo sirve como estímulo para emprender cambios necesarios o significativos y el feedback positivo sirve como método de empoderamiento y productividad, es una de las mejores herramientas para promover el compromiso, la motivación y la innovación.

Así que es recomendable generar estos espacios de comunicación entre equipos de trabajo y mantener una cultura de comunicación efectiva, es importante recordar que los grandes líderes deben conectarse con su equipo a nivel profesional y emocional para inspirarlos día a día y conseguir su mejor rendimiento.