El reto está en las buenas ideas

09/15/2015

Eventos hay en cada rincón y los hay de todo tipo. La tecnología, la web social y el entorno hiper-conectado en que vivimos hoy en día, son herramientas que pueden hacer la diferencia a la hora de planear y llevar a cabo un evento que realmente deje huella en el público.

En Colombia tenemos infinidad de tecnologías: pantallas de gran formato y hasta de agua, proyecciones 3D, video mapping, luces, efectos y sonidos de alta generación. Sin embargo, el éxito de un evento está es en las grandes ideas, en la creatividad e innovación con la que se desarrollen y en brindarle una experiencia memorable al público objetivo haciendo uso de todas esas tecnologías.

Es cierto que las ideas son lo que determinan el curso del evento, pero antes de comenzar con ese paso es necesario determinar el objetivo del evento, lo que se quiere lograr con él. Este es el punto de partida.

Luego de que surgen esas ideas magníficas es preciso tener en cuenta otras cuantas cosas para poder lograr dejar huella. Hay que aterrizarlas al público al que se dirige el evento, de nada sirve ofrecer un concierto de rock con luces extraordinarias para un público mayor a 60 años. Luego viene todo el tema de planeación; les dejamos tres puntos importantes:

  1. La invitación: esta es el primer contacto que tiene el participante con el evento, es la puerta de entrada, así que tiene que ser lo suficientemente llamativa, original y de alto impacto para que el participante no quiera perderse por nada del mundo el evento.
  2. La locación: es bueno que el lugar sea poco convencional y que no sea el mismo lugar que está “de moda” y que todos frecuentan diariamente. Aunque debe pensarse muy bien en términos de movilidad, parqueadero, facilidad de acceso entre otros. Un lugar poco estratégico y que no resuelva rápidamente lo mencionado va a jugar en contra del éxito del evento.
  3. La logística: el minuto a minuto debe ser revisado y vuelto a revisar. Todo lo propuesto debe funcionar según lo planeado, nada debe obstaculizar el funcionamiento adecuado del evento. La logística debe permitir fluidez, comodidad y disfrute.

No olviden: el reto está en las ideas pero también en la forma de ejecutarlas.