top of page
Buscar

Comunicación en doble vía: más allá de poner en común


Tenemos claro que la comunicación es un elemento fundamental para el desarrollo y la sostenibilidad de una organización y por esto, es muy común escuchar que la comunicación es una herramienta que funciona si se da en doble vía, pero ¿qué significa eso? ¿cómo lo bajamos a la realidad?


Pues bueno, empecemos con lo técnico para llevarlo a la práctica: la palabra comunicación proviene del latín “comunisius”, que en español se traduce como “común”; partiendo de esta definición decimos entonces que la comunicación significa poner en común las ideas o transmitirlas con el objetivo de ponerlas en común.


Ahora bien, poner en común las ideas es muy fácil así que ¿dónde está el enredo?.

Resulta que en las organizaciones (y en la vida en general) el acto de comunicar no se debería simplificar a la acción de transmitir la ideas, comunicar va más allá de poner en común y es en ese punto donde muchas veces fallamos y no entendemos por qué.


Un buen comunicador es aquella persona capaz de conectarnos, de generar un vínculo de confianza y de transmitir claridad, definitivamente va más allá de simplemente poner en común sus ideas (como ya lo entendimos). ¿Quiénes lo han hecho bien? por nombrar algunos ejemplos diría que Steve Jobs o Martin Luther King Jr.​, pero claro, no todos tenemos esas capacidades, no todos somos Jobs y a veces solo necesitamos pedir un documento a otra área entonces no es necesario un discurso.


Volviendo al punto de la comunicación en doble vía, en Caramelo Escaso insistimos en que no tenemos que ser Steve Jobs o Martin Luther King Jr. para ser buenos comunicadores o para promover la comunicación en doble vía; por el contrario, siempre le pedimos a las personas que encuentren sus puntos fuertes y los potencialicen, que no piensen que solo los que estudiaron comunicación o están en el área de comunicaciones son los encargados de este tema: la comunicación es una necesidad humana y por lo tanto es responsabilidad de todos los miembros de la organización (no tienes que ser un Jobs para saber hacerlo).

Claro, los líderes tienen la responsabilidad de transmitir las ideas y prioridades de forma clara y reiterada, pero el resto de la organización tiene la responsabilidad de generar conversaciones para entender esas prioridades, para saber qué van a hacer y cómo van a lograr los retos. La comunicación no debe ser vertical, no debe ser los líderes diciendo y la personas ejecutadando, la comunicación debe ser una red que conecte a todos los implicados porque es en ese punto donde se empieza a ver cómo funciona el tema de doble vía.


Así que si es tan fácil ¿qué necesitamos para que esto funcione?

Les compartiré algunas ideas que les puede servir para promover la comunicación en doble vía:


1. La confianza es la base de la comunicación: Hablando con Alejandro Formanchuk para la nueva temporada de #PuraCooltura coincidimos en una idea: no puede haber comunicación si no hay confianza. Podemos estar conectados por todos los medios, por WhatsApp, por redes sociales, por Slack o Teams, pero si no hay confianza, no hay espacio para una buena comunicación.

Todo líder debe asumir el compromiso de desarrollar una comunicación transparente, oportuna y constante y los equipos deben sentir libertad para hablar y para expresarse, deben sentir que hay una persona que los está escuchando y teniendo en cuenta para la toma de decisiones.


2. La humildad como base de las relaciones: ya seas el líder de una compañía o de un equipo de trabajo, un analista, un practicante, un vicepresidente o un operario de planta, no puedes perder de vista la humildad.

Robert Iger, CEO de Walt Disney Company afirma que “en el trabajo y en la vida te ganarás el respeto y la confianza de las personas que te rodean si reconoces sinceramente tus errores. Es imposible no cometerlos, pero es posible reconocerlos, aprender de ellos y dar ejemplo de que a veces está bien hacer las cosas mal pero pero admitirlo”.


3. Los canales son tus aliados, no tu fuente principal: si bien el día a día nos consume, es importante abrir espacios de conversación con el equipo de trabajo; no todo puede ser correos electrónicos o chats de whatsapp.

Para nadie es un secreto que lo que ayuda a mantener a los equipos trabajando es la comunicación, por más sencillo que sea tu trabajo o por más trabajo individual que debas hacer, hay un punto en la cadena en la que debes interactuar con otros y abrir esos espacios para conversar y comunicarte.


4. En tiempos difíciles, la comunicación es la clave: tener equipos informados y que conversen entre sí es clave para superar esta y cualquier crisis.

Muchas veces lo que no dices en voz alta es el mensaje que más fácil se extiende por toda la organización, así que debemos cuidar los detalles y ser sinceros, pues la franqueza y la sinceridad generan respeto y confianza.

Así que pregunta: qué sienten, cómo están, cómo les puedo ayudar, qué necesito de ustedes para seguir adelante.


5. Todas las personas tienen algo que aportar: creo que esta es la idea más importante. Como personas, debemos entender que las ideas provienen de cualquier parte, así que incentivar la comunicación en doble vía nos permitirá entender la visión del otro y conocer ideas que posiblemente antes no habíamos considerado. Cuando le damos espacio a las conversaciones, las dinámicas de las organizaciones cambian.


Así pues, espero que empecemos a cambiar el chip sobre la comunicación, entendamos que es un ejercicio de doble vía y generemos espacios que vayan más allá de “poner en común”. Como dice Formanchuk “la comunicación es cultura en movimiento y cuando entiendes esto, ya sabes lo que tienes que hacer en tu organización”.


Por: Caramelo Escaso

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Kommentit

Arvostelun tähtimäärä: 0/5
Ei vielä arvioita

Lisää arvio
bottom of page